Nuestra pasión es acelerar tu crecimiento.

5 preguntas clave del Producto Mínimo Viable (MVP)

Todo emprendedor busca lanzar al mercado una propuesta de valor que resuelva el problema de un grupo específico de usuarios. Cada emprendimiento es prometedor, lleno de expectativas y metas. No obstante, según la Asociación de Emprendedores de Colombia (ASEC), solo el 41% de las startups sobrevive los dos primeros años.  

Aunque pueden existir diferentes aspectos por los cuales los emprendimientos no prosperan, es necesario resaltar que una de las principales razones es la falta de compresión o trabajo en torno al producto mínimo viable o MVP, por sus siglas en el inglés minimum viable product

Aquí te respondemos 5 preguntas clave que seguramente te has hecho sobre el producto mínimo viable. Todo lo que necesitas saber para que el valor agregado de tu negocio sea un éxito.

 

Startup - early adopters - MVP

¿Qué es el MVP?

En el ecosistema de emprendimiento surgen de manera constante nuevas ideas, innovadoras o con un valor agregado que pueden ser acogidas de manera sorprendente por el público o, todo lo contrario.

Es desde esta visión, donde nace el MVP, que busca que los emprendedores ahorren tiempo y dinero en la creación de sus proyectos empresariales. Esta estrategia le apuesta a que dichos proyectos tengan los resultados esperados por las startups en determinado tiempo.

Ahorrar tiempo - ahorrar dinero - MVP - Startups

El producto mínimo viable es lo que permite tener un producto con el mínimo de funciones posibles para alcanzar la propuesta de valor que se desea ofrecer. De esta manera es posible analizar diversas hipótesis que se tengan del producto. Además, permite comprender si realmente se está solucionando un problema.

Un MVP debe cumplir con 3 características principales:

  1. Poseer un valor agregado que hace que las personas lo utilicen al conocerlo: el cliente final debe reconocer las ventajas que tiene el producto para satisfacer sus necesidades o solucionar sus problemas. Por tanto, al hacer uso de dicho producto, se debe notar ese diferencial que no le ofrecen otros productos que ya están en el mercado. 
  2. Llamar la atención de los usuarios: un producto debe destacar por su funcionalidad y por su su diseño. Pues, si no logra captar la atención del comprador, o inicialmente de los early adopters, no se lograrán validar las diferentes hipótesis. En especial comprobar si el producto realmente resuelve un problema, pues el cliente no estará en disposición de compra. 
  3. Es una herramienta que permite tener una retroalimentación para hacer mejoras en próximas iteraciones. Un ejemplo puede ser un espacio digital en el que los usuarios puedan interactuar con las diferentes herramientas. Allí, el cliente podrá evaluar, comentar y dejar reviews sobre el producto o servicio que está probando
MVP - Mínimo producto viable - startups - emprendedores

¿Para qué sirve el Producto Mínimo Viable?

El MVP se convierte en una herramienta que te permite como emprendedor recopilar una serie de información relevante para el lanzamiento de un producto al mercado. Dentro de estos datos, arroja información sobre la forma como los usuarios dan uso a tu producto, cuáles son las funciones que deben potenciarse y que hace falta para que sea un producto exitoso, lo que se convierte en parte fundamental del proceso.

Para esto, es indispensable utilizar diferentes métricas con las que se busque mejorar el producto y responder a las necesidades de los clientes. Algunas de estas métricas pueden ser las conversiones, afiliaciones, engagement, descargas, viralidad, tráfico o visualización de contenido.  

Adicionalmente, estas métricas te permitirán llevar a cabo diversas iteraciones del MVP que buscan mejorar el producto y ajustarlo a las necesidades o preferencias que se van visibilizando en el proceso.

MVP - Mínimo producto viable - startups - emprendedores

¿Cómo definir el Mínimo Producto Viable?

Te damos algunos pasos que puedes seguir para empezar con tu MVP:

  1.  Entender el problema del usuario

Para lograr desarrollar una propuesta de valor que se ajuste a las necesidades y preferencias de los clientes, es necesario recopilar toda la información necesaria y hacer una investigación profunda sobre el problema del usuario que has detectado y que quieres solucionar. Para esto, es necesario que pienses en diferentes estrategias, como pueden ser: entrevistas a distintos públicos que te sirvan como referencia; una etnografía virtual o presencial; observación participante; encuestas y demás herramientas de investigación que consideres arrojan información vital para obtener resultados. 

2. Definir la propuesta de valor

Cuando has identificado el problema, es necesario encontrar un punto en el que el producto se diferencie de las ofertas actuales del mercado y que solucione con las mínimas funciones el problema de los usuarios. ¿A qué nos referimos con esto? A continuación te lo explicamos, pero antes, en este punto tal vez te interese guardar nuestro artículo sobre Cómo reconocer oportunidades  de negocio innovadoras. 

Propuesta de valor - MVP - startups

3. Establecer las funciones mínimas del producto

En esta etapa, debes evaluar cuáles son las funciones que tendrá esa primera versión del producto, no tan elaborada, práctica y de bajo costo, que permitirá que el usuario final entienda cómo resuelve su necesidad. Esto, busca que el producto llame la atención de los posibles perfiles de compradores.

Estas fases aplican para cualquier tipo de negocio en el que decidas incursionar. Lo importante es que siempre te bases en los resultados para seguir iterando y lograr mejoras visibles y poderosas.

MVP - Startups - emprendimiento

¿Cómo implementarlo?

Poner a prueba el MPV inicia por encontrar early adopters, es decir, aquel grupo de personas que tal como lo indica su nombre, serán los primeros en adoptar tu producto. Esto, debido a que son clientes que tienen el problema que tú deseas solucionar y están buscando un producto que pueda resolverlo. 

Este grupo de clientes, no espera un producto perfecto y por el contrario están dispuestos a retroalimentar su funcionalidad. De esta manera, podrán aportar a la mejora del mismo y recomendarlo si es de su agrado y si lo consideran útil.

Pero para que este punto tenga éxito, es de vital importancia que se haga una buena segmentación y elección de ese grupo de early adopters, pues sí el MVP se prueba con personas a quienes no aqueja el problema detectado, el producto no llamará su atención, ni será percibido como funcional. Por lo tanto los resultados de su uso y satisfacción no serán del todo precisos y útiles para el desarrollo y mejora del mismo.

Startup - Mínimo Producto Viable - Early adopters

Para lograr llegar a un grupo ideal de early adopters, se debe pensar en todo aquello que los caracteriza: ¿Cómo son? ¿Qué les gusta? ¿Qué medios consumen? Y demás información pertinente.

Aquí te dejamos algunos consejos para identificar early adopters:

  • Analiza tu competencia: observa cómo es su tono, lenguaje, canales de comunicación con sus clientes y revisa el perfil de seguidores que tiene la marca. Extrae información relevante que pueda servirte para encontrar early adopters.
  • Realiza una segmentación geográfica. Esto, debido a que después de haber estudiado a profundidad el problema, sabrás dónde se ubican tus early adopters y de esta manera las estrategias girarán en torno a ese público. Siempre debes pensar en: ¿Qué idioma hablan? ¿Qué patrones culturales te servirían para comunicarte? ¿Cómo se puede impulsar el engagement?
  • Encuentra el motivo por el que llegarían a comprar tu producto.

¿Cómo evaluar un Producto Mínimo Viable?

Con el fin de mejorar el producto, es necesario que establezcas metodologías con las que obtengas un feedback de aspectos que consideres importantes. Para esto es viable crear canales de atención al cliente o espacios en la web, donde el usuario final pueda hacer una retroalimentación o comentarios sobre su experiencia con el MVP.

Asimismo, se requiere la definición de métricas, de acuerdo al producto, que permitan evaluar la acogida que ha tenido por los early adopters. Para un análisis ideal y útil de estas métricas, la atención debe girar en torno a los KPI´s y ver qué información relevante arrojan luego que los usuarios han tenido contacto con el producto. 

Algunos KPI´s a tener en cuenta son: 

  • Número de personas que han visitado tu landing page: recuerda que en este punto es muy importante revisar el índice de rebote, si es muy alto algo está pasando en algún punto, que impide que los clientes sigan navegando.
     
  • Vistas en el video en el que muestras tu MVP. Este KPI te permitirá evaluar varios aspectos, como el tiempo que permanecen las personas viendo el video, la cantidad de usuarios que lo reprodujeron y las veces que fue compartido. Esto puede hablarte de la utilidad de tu contenido y el interés en tu producto.
  • Personas que han abierto tu correo: esto aplica para campañas de email marketing que hayas hecho. Aquí puedes analizar varios aspectos adicionales como: si utilizaron la call to action, si respondieron al correo, etc.
MVP - Startup - emprendedores

Finalmente, es preciso decir que, aunque el MVP se caracteriza por una producción a bajo costo y por tener únicamente las funciones necesarias para solucionar el problema detectado en los usuarios, no se debe dejar de lado la calidad técnica del producto, ni se debe dar menos importancia a su diseño. Esto, debido a que son factores que influyen en la decisión de compra de los clientes.


Redes de contacto:

Redes sociales: weareacanof

Página web: www.acanof.com

Comparte este blog en:
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Cómo te pareció este artículo?
Cuéntanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *